miércoles, 30 de abril de 2014


A principios de año me había propuesto publicar una o dos veces por semana, pero durante casi dos meses este blog estuvo abandonado. Me puse a hacer otras cosas (que nada tienen que ver con el dibujo) y medio que me "olvidé" de la existencia de Fin de Otoño. Si hay alguien que siga este blog -que realmente no lo sé y hasta lo dudo-, supongo que ya estará acostumbrado a mis inconstancias. Esperemos que, de acá en adelante, no ocurran más estas cosas; pero, bueno, no aseguro nada.
Para este regreso pensaba colocar el cierre del capítulo III de "Avispones negros sobre montículos de barro", pero, como aún no empecé a dibujar el cuarto capítulo, prefiero dilatarlo un poco más, para darme algo de tiempo. Y, ya que la última vez publiqué una historieta semiabstracta o con elementos abstractos, ahora toca algo de abstracción pura y dura. Una página en la que se cuelan, por un lado, un dibujo de la artísta plástica dadaísta Hanna Höch y, por otro, un pedazo del primer Bretón (André): un estracto de aquel maravilloso libro que coescribió con Philippe Soupault y lleva por título Les champs magnétiques (Los campos magnéticos). Tal como lo dice el título de esta entrada, es una mezcla de elementos abstractos, dadaístas y surrealistas, pero, finalmente, lo que predomina -y con creces- es la abstracción.