lunes, 3 de agosto de 2009


Azar controlado y sin sentido

He leído por ahí que el uso del sin sentido corresponde a quienes no se les cae ni una idea. Sentencia categórica si las hay. Concedamos que parte de la proposición es cierta y verificable. Sin embargo, nada es tan lineal o tan circular y cerrado como aparenta. Hay algo que se escapa en el enunciado. No siempre el sin sentido es meramente azaroso, no todo es “porque sí”. Existe lo que yo llamo azar controlado; concepto que parece la negación de sí mismo, pero que en realidad es su propio potenciador. El azar (absurdo, abstracción, sin sentido) puede responder a una elección estética o estilística, de forma si se quiere, y/o también a una elección conceptual, anclada en unas ideas o sensaciones específicas. A esta última se refiere el azar controlado. Si el azar en su formato tradicional no tiene piso ni techo, es decir, surge de la nada y puede expandirse en todas direcciones, incluso ir nuevamente hacia la nada; el azar controlado tiene un piso pero no un techo, lo que equivale a que contiene unos disparadores específicos (ideas, sensaciones) que no pretende manipular y que, de hecho, se asegura de disimular, reduciéndolos lo más posible en su "visibilidad", pero aún estando y siendo eje central oculto.
Decir que el sin sentido es no caerse ni una idea es intentar encapsular las ideas, ponerlas en una caja de lo evidente, de lo lógico, de lo supuestamente racional, de lo premasticado. Lo interesante del asunto es que las ideas, los conceptos, las sensaciones se multipliquen, se transmuten, inclusive que se hagan amorfas. Hay veces que a las cosas no hay que “entenderlas”, sino deconstruirlas o, más aún, construirlas. He ahí el secreto. Tras ciertos sin sentidos se ocultan sentidos bien definidos, entramados de significación por descubrir o crear. Es allí donde se presenta la otredad, la hacemos partícipe y creadora, juega. A menos que lo que se pretenda es que la significación corra por unos canales preestablecidos, no lineales –eso es imposible, el signo no es binario (significante-significado), sino ternario (producción-objeto-reconocimiento)–, pero más o menos predecibles aunque el abanico de posibilidades sea inmenso. Me da la impresión de que esto es lo que espera el planteamiento que dio origen a estas notas, porque pareciera querer que se le diga, por ejemplo, “casa”, y en lo posible que se agregue cuántas puertas, ventanas, habitaciones, sillas, mesas tiene, y jamás “edificio”, “edificación”, “hueco”, ninguna clase de indefinición o vaguedad, porque un edificio puede ser una casa, pero también una fábrica de alfajores. Es decir, lo que pide es seguridad y no libertad. La seguridad de lo conocido, de lo fácilmente reconocible, de lo controlable: la seguridad del preso. El sin sentido camina por otras vías, fortifica al signo, lo lleva a su más alta expresión, uno se adueña de él “libremente”, casi sin restricciones y construye la significación desde dónde quiere y puede. Con el “azar controlado” ganan en expresividad, en sensación, en conceptualización tanto quien produce como quien reconoce. No todo es mera forma, no todo entra sólo por los ojos. Azar controlado, sin sentido más aparente que real.
Ahora, la valoración de las cosas, la calidad (concepto tan discutible como otros), corre por otro lado. Y si se logra dotar de libertad a la significación o se queda sólo en la forma es otro tema muy distinto. Uno tiene la intención de liberarlo, pero de la intención al hecho hay casi un abismo.

6 Comentarios:

El texto de esta entrada, en sus orígenes, estaba a compañado de la historieta "Década general".
JAVIER VELASCO

Gracias por pasar por mi blog y por tu comentario.
Muy buen texto y muy buena la decada general!

El Ema

gracias por pasar por el blog y tu comentario (como lo dijo el señor de arriba , solo que en teclas tocadas por mis manos dignas de la mierda mas olorosa) esta interesante tu laburo, mandame algo a mi mail tuyo que te publico en comix under, asi como para hacerte propaganda
metc_286@hotmail.com

Fer :)

Bien, me gusto tu comentario, sobre todo tu blog.

Kokambar

Y con el azar como herramienta, podemos construir sentidos que no se nos hubieran ocurrido nunca jamás.
El que dijo eso de que el sinsentido corresponde a los que no se les cae ni una idea es un pelotudo. Buenisimo tu articulo che.

Feer

No parare de decirte que me encanta tu blog, me parece demasiado interesante y entretenido jo jo :)

El Ema

che gracias por poner a comix under y ami blog en tus links! si mi blog no andara para el culo (posta, no se que pasa cuando quiero poner algun link al costado, no me deja)
groso!