sábado, 2 de abril de 2011


Te vas porque yo quiero que te vayas...

Si aún queda alguien que pase por acá, así, medio de pedo, como diciedo "¿a ver qué onda?", se habrá dado cuenta ya hace tiempo de que, más allá de los percanses y esas cosas que sirven de mera excusa, perdí las ganas de dibujar. Sí, desde hace rato que no tengo ganas de dibujar. Había retomado el año obligándome a actualizar, sin ganas, por mero ejercicio, a ver si le volvía a tomar el gustito; pero no. No sirvió de nada. Por ejemplo, en este tiempo que estoy sin escaner, que podría ser el motivo perfecto para adelantar cosas y volver con una base que sirviera para solventar el ritmo de publicación planteado en febrero, no me senté una sola vez a dibujar. Abandoné los Enulfo Rey a la tercer tira (publiqué una sola), quise intentar con una serie nueva (Creisi Diamons) que abandoné a la primera, ni siquiera me puse a hacer un Lo que venga, que es precisamente eso, lo que venga, que no tiene exigencia alguna, es dibujar por dibujar. Es decir, no tengo ganas.
Antes usaba la escritura o el dibujo como escape de otras cosas, como quien consume drogas o se la re pone con el tinto. En esos tiempos me servía, largamente. Luego las cosas más o menos se acomodaron y continué dibujando porque me gustaba dibujar desde purrete. Pero los acomodamientos no están libres de desajustes, de terremotos, de tsunamis. Y, bueno, ahora no me sale dibujar ni como excusa de un escape; el dibujo evidentemente no cumple ni el rol de antaño. Ya ni siquiera me motiva, no hay ese deseo de endrogarme a base de lápiz y papel. No sabría decir porqué, pero es así. No hay con qué darle.
Así que bueno, puesto lo puesto, vuelvo a cerrar el blog. Bah, cerrar cerrar no, pero retomo el impasse de octubre del año pasado. No va a haber nada nuevo hasta no sé cuándo. No sé si vuelva, nunca se sabe. Uno siempre anda queriendo volver, el problema es que también anda queriendo irse.
Me retiro dejando un corto que hice allá por 2008 en el uindous movi meiquer a base de fotos sacadas de internet, dibujos hechos en Paint, fotomontajes aprendiendo a usar Photoshop, un poema de Adachi Tomomi, una canción de Pink Floyd y distintas obras sonoras dadaístas y experimentales. Esta vez con cambios en la presentación de los créditos. Hacia el final la calidad de la imagen baja, porque perdí el original final y tuve que utilizar parte del que subí en su momento al Youtube. Estoy haciendo otro, pero con imágenes fílmicas. Cuando lo termine, no sé si lo pondré acá.
Salud.
video

Nota: se ve como el culo, Blogger baja la calidad como la reputa madre. Bueh, ya fue.

2 Comentarios:

De La Vida

Son etapas, ya va a florecer. Lo único que espero es que no te florezcan más las faltas de ortografía porque Lic. estamos al horno así eh JAJAJAJAJAJAJAJAJA. Pero la inspiración es media hija de puta, aparece cuando no la necesitas y cuando por razones extremas necesidas una gota de imaginación no te suda ni el alma. A la mierda con la inspiración, creemos el non-inspiration art y que Flanders se pudra!

Adrián Regules

Señorita fruto del Supremo, se agradecen sus servicios como correctora ortográfica. De todos modos, debo decirle que había un par de errores más al que usted señaló. Ya están corregidos. Y este comentario servirá para que el suyo no quede descolgado.
Por lo demás, sí, nosotros que somos vanguardistas, debemos crear el movimiento non-inspiration art, ya somos dignos exponentes de la corriente (con su momento de apogeo pre Homero). ¡Busquemos un bar o una parrilla al paso, para que sea nuestro Cabaret Voltaire!
La Administración.